Discriminación racial y brechas sociales

Los afroecuatorianos e indígenas son los más pobres del Ecuador, según las necesidades básicas insatisfechas (70,1% y 90,1% respectivamente), puesto que poseen la tasa de analfabetismo más alta del país (19,2% y 28,1%) y obtienen menos ingresos que blancos y mestizos[1]. Estos datos son apenas un ejemplo de la brecha social que separa a los afroecuatorianos e indígenas de los mestizos y los blancos.

La estrecha relación entre etnicidad y pobreza prevalecen, pero qué factores influyen para mantener una marcada desigualdad social en afroecuatorianos e indígenas. Jhon Antón Sánchez, en “Inversión Social y Etnicidad en el Ecuador” afirma que “Las causas de la pobreza del pueblo afroecuatoriano pueden ser muchas, incluso complejas y muchas veces inexplicables. El movimiento social es categórico en afirmar que el racismo estructural es el escenario donde el fenómeno de la pobreza se reproduce y crece a diario sin que se lo pueda neutralizar”.

Para entender la discriminación racial es necesario hablar de racismo, dos conceptos diferentes, pero que operan de forma conjunta. El racismo se encuentra en un nivel subjetivo o cultural y socialmente se expresa en manifestaciones de menosprecio y prejuicio del grupo racial dominante hacia otros. La discriminación racial es la manera en que se materializa el racismo, produce actos de exclusión y negación de derechos basados en la diferencia.

La discriminación racial se expresa de forma individua y colectiva. La discriminación racial estructural se da cuando, desde las instituciones del Estado, los grupos y personas con poder político y económico excluyen a un grupo por el color de su piel y lo trata como a un inferior. Esta exclusión es mantenida a lo largo del tiempo.

La Encuesta Nacional sobre racismo y discriminación Racial desarrollada a nivel nacional por la Secretaría Técnica del Frente Social en 2004 reveló que los afroecuatorianos son el grupo que más han experimentado este fenómeno, siendo la calle, el barrio, los buses y las oficinas públicas los lugares donde más han sufrido discriminación racial. La encuesta también determinó dos responsables: el Estado (55%) y la ciudadanía (37%).

La discriminación racial está latente en espacios públicos y privados, ocurre en las escuelas, colegios, bancos, instituciones del estado, entre otros. El Pueblo Afroecuatoriano además sufre otras formas de discriminación, como el caso de las mujeres, soportando discriminación de género; las niñas, niños y jóvenes, soportan discriminación etaria, esta situación recibe el nombre de discriminación múltiple.

En Ecuador, el Pueblo Afroecuatoriano sufre una permanente situación de discriminación múltiple. Es tarea de todas y todos combatir toda práctica de discriminación racial y dejar de naturalizar el racismo.

Fuente: Discriminación racial y derecho a la igualdad (CODAE).

La discriminación racial es una grave violación de los Derechos Humanos


[1] Plan Plurinacional para la Eliminación de la Discriminación Racial y la Exclusión Étnica y Cultural, septiembre de 2009.

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: